Pronunciación del prefijo giga

Es curioso que este prefijo no se pronuncie correctamente muchas veces cuando no tiene nada de especial, en realidad. De hecho, no se pronuncia como se hace en el inglés, lengua que lo popularizó mucho a raíz del término gigabyte, sino como en el catalán u otras lenguas.

El prefijo giga– se pronuncia normalmente en español [jíga].

En inglés, [gíga] (guiga).

En catalán, [yíga] (nótese que el sonido de la ye es el más parecido, aunque no es exacto, pues el sonido de esa ge se parecería más a, por ejemplo, la jota de John: /dʒ/).

Véase también
Fonética
Prefijos: normas y excepciones

El sustantivo espécimen es una palabra esdrújula

El sustantivo espécimen es una palabra esdrújula, aunque a veces pueda emplearse erróneamente como llana.Esto es lo que dice el Diccionario panhispánico de dudas al respecto:

espécimen. ‘Muestra o ejemplar’. Es voz esdrújula. En plural, el acento prosódico cambia de lugar: especímenes (no *espécimenes). Por contagio del plural especímenes, en el que es tónica la i, se usa con frecuencia en singular la forma llana especimen [espesímen, espezímen], no admitida en la norma culta.

Véase también
Acentuación
Formas correctas e incorrectas

En inglés zombie, zombi en español

Usar extranjerismos sin pensar te convierte en un zombi.

Los zombis se han hecho un hueco prominente en la cultura popular estas últimas décadas. Vemos muchas versiones de ellos en obras de ficción como películas, videojuegos, cómics, series de televisión, novelas, etcétera.

Dejando aparte el debate de si son realmente zombis en su sentido original o más bien necrófagos, caníbales o cualquier otro nombre, o si están vivos o muertos realmente, o si deberían correr o andar lentamente, o incluso comer solo cerebros o carne en general, o hasta si pueden ser detenidos destruyendo su cerebro, quemándolos o cualquier otra faena carnicera, lo que es innegable es que lamentablemente se escribe de manera inadecuada a menudo en español por copia del inglés, a pesar de la sencillez del asunto.

Zombie es una palabra inglesa que a su vez tiene su origen en alguna lengua africana. En español debe escribirse siempre zombi, plural zombis, nunca zombie ni zombies, pues como es evidente y comprensible, únicamente eliminando esa e inútil, muda e impropia de la lengua española, obtenemos una perfecta adaptación.

Así pues, cuando se está escribiendo en español, no tiene sentido emplear la forma extranjera inglesa, y no es adecuado, ni coherente, ni conveniente.

Artículo en el Diccionario panhispánico de dudas:

Véase también
Extranjerismos
Extranjerismos: lista de equivalentes en español.

Un par de cuestiones importantes sobre Tyrannosaurus rex

Tyrannosaurus rex, uno de los grandes dinosaurios carnívoros, extinto hace millones de años y popularizado por la novela Parque Jurásico (Jurassic Park) y sobre todo más tarde por la adaptación al cine de Steven Spielberg, sufre actualmente de un par de confusiones: una temporal y otra lingüística. La temporal se originó precisamente por esas obras que he mencionado, por deducción errónea de los lectores y espectadores fruto de su falta de conocimientos en el tema, y quizá porque el propio nombre de las obras llama de por sí a confusión sin más explicaciones; la lingüística solo afecta (que yo sepa) a la lengua española, y es resultado, más que de ignorancia, de no pensar lo suficiente.

Para la propia escritura de este artículo, primero voy a aclarar la parte lingüística. Tyrannosaurus rex es el nombre científico oficial de la especie de este dinosaurio. Es una mezcla de expresiones griegas y latinas (para más información sobre esto visita cualquier enciclopedia o libro especializado). El problema aparece cuando se intenta adaptar o traducir el nombre al español, que se hace a medias. Lamentablemente se dice muchas veces *tiranosaurio rex (sobre todo en documentales…), cuando esa expresión es inadecuada, pues traduce o adapta Tyrannosaurus, pero deja rex (latín) intacta. Es bien sencillo: o decimos Tyrannosaurus rex, o tiranosaurio rey o, simplemente, tiranosaurio. Así, pues, es bien evidente y creo que queda claro que *tiranosaurio rex es una expresión incorrecta e inadecuada, y por consiguiente se desaconseja totalmente su uso.

Ahora pasemos a la segunda cuestión, más vital incluso (los pobres tiranosaurios estarán, allá donde estén, indignados de ver cómo se los malinterpreta). A pesar del jurásico del título de la novela y la película, no todos los dinosaurios del parque estuvieron presentes en ese período. De hecho, Tyrannosaurus rex surgió a finales de la era siguiente, el Cretácico. Así pues, no vivió durante el Jurásico.

Attrezzo, atrezo o utilería, no *atrezzo

Veamos lo que dice la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española al completo sobre este asunto en su Diccionario panhispánico de dudas:atrezo.
Adaptación gráfica de la voz italiana attrezzo, ‘conjunto de objetos y enseres necesarios para una representación escénica’: «Pondrán a disposición de los actores […] los escasos elementos de atrezo que necesitan» (GmzArcos Queridos [Esp. 1994]). Es inadmisible la grafía *atrezzo, que no es ni italiana ni española. Aunque se admite el uso del italianismo adaptado, no debe olvidarse la existencia de la voz española utilería, que significa lo mismo y es la usada con preferencia en el español americano.

Así pues, para referirse al conjunto de objetos y enseres que se emplean en un escenario teatral o cinematográfico debemos usar los términos utilería, atrezo [atrézo, atréso] o la original attrezzo [atrétso], que se escribirá en cursiva por tratarse de un extranjerismo (y por consiguiente no es la opción más recomendable) o, si no es posible, entrecomillado, y siempre con dos t, pues la forma híbrida *atrezzo, a pesar de usarse frecuentemente, es una grafía inadecuada e «inexistente», como suele decirse en el habla coloquial.

También podría usarse la forma atretso, que aunque prácticamente no se usa (al menos todavía), es la adaptación que conserva la pronunciación más cercana a la original.

Véase también
Pronunciación y adaptación del dígrafo italiano zz

Última edición: 14 de marzo de 2014.

Cómo traducir del inglés expresiones con el adverbio tan

No es raro ver que se escriben incorrectamente las frases u oraciones en las que tan está presente cuando las mismas son traducciones de expresiones en inglés en las que aparece el vocablo so. Muchas frases u oraciones resultantes de la traducción están incompletas, les falta una parte importante del significado.Hay varias maneras de traducir una misma expresión, pero simplificando diremos que como norma general las frases u oraciones traducidas que contengan el adverbio tan —cuando se usa para modificar, encareciéndola en proporción relativa, la significación del adjetivo, el adverbio o el participio— deben acabar con puntos suspensivos, o bien sustituirlo por muy.

Como la mejor manera de que se entienda algo que puede ser complicado es poner ejemplos, a continuación expongo unos cuantos para que se comprendan los conceptos rápida y fácilmente:

Original en inglés: It looked so real.
Mala traducción: *Parecía tan real.
Buena traducción: Parecía tan real…
Posible significado completo: Parecía tan real que daba miedo.
Mejor traducción: Parecía muy real.

Original en inglés: I am so happy!
Mala traducción: *¡Estoy tan contento!
Buena traducción: ¡Estoy tan contento…!
Posible significado completo: ¡Estoy tan contento que no me lo creo!
Mejor traducción: ¡Estoy muy contento!

Sencillamente, la frase *Parecía tan real no tiene sentido porque está incompleta, le falta el significado que le confieren los puntos suspensivos (indicar que está inacabada, en suspensión) o, alternativamente, el adverbio muy. Lo mismo ocurre con todas las del mismo tipo. Como puede observarse, con el simplísimo acto de colocar puntos suspensivos una expresión incompleta e inadecuada puede convertirse en correcta automáticamente. En la mayoría de estos casos, el adverbio muy también funciona perfectamente, aunque está a discreción del traductor —dependiendo siempre del contexto y la intención— escoger los puntos suspensivos o muy.